Necesita ayuda con su medidor de gas? Busque un experto

October 15, 2020

Ser propietario de su propia casa  es una gran satisfacción y una de las mayores alegrías de una familia.  Cuando se convierte en propietario realmente la casa es suya y debe ocuparse de todas las reparaciones, el mantenimiento y los servicios que sean necesarios. Eso incluye reparar artículos electrodomésticos y lidiar con cualquier falla, pero también podría significar abordar reparaciones que son potencialmente peligrosas. Cuales?  Por ejemplos cosas relacionadas con el gas.  Si descubre que su medidor de gas no funciona correctamente, ¿cómo se ocupa de esto? El gas como la electricidad son áreas muy riesgosas y es mejor dejarlo en manos de un experto. La seguridad de Usted, su familia y de sus vecinos van primero.

REGULACIONES DE GAS

Cuando se trata de reparaciones en el hogar, no todas están estrictamente reguladas por el gobierno. Sin embargo, las instalaciones de gas no son un tipo de reparación que deba abordarse a la ligera y sin experiencia. Por ejemplo, observa que su medidor de gas no funciona correctamente o el medidor no funciona. En ese caso, puede tener la tentación de intentar solucionar el problema por su cuenta; no llamar a un profesional le ahorraría algo de dinero, ¿verdad?  En realidad, ¡detengasel! Existen códigos federales que impiden que personas no especializadas se ocupen de las reparaciones relacionadas con los peligros de combustión y las fugas de gas. Y esté de acuerdo o no, eso incluye los medidores de gas. Existen estándares específicos sobre si se puede permitir que una persona realice reparaciones relacionadas con el gas, y los analizaremos a continuación. Tenga en cuenta que, si va en contra de estas regulaciones, no solo está infringiendo la ley, sino que está poniendo en riesgo su propia seguridad y bienestar, así como la seguridad de sus vecinos.

PELIGROS DE LA REPARACIÓN DE GAS

Cualquier tipo de aparato relacionado con el gas implica cierto riesgo. La noción de reparar un medidor de gas parece mucho más segura que, por ejemplo, tratar de lidiar con una fuga de gas por su cuenta. En realidad, el propano y el gas natural no son tóxicos per se, pero pueden ser extremadamente explosivos en las condiciones adecuadas (o más bien, incorrectas), incluso si la combustión en sí misma no resulta ser inmediatamente dañina, los humos que ingresan a su hogar como resultado serán tanto inflamables como tóxicos. Si su hogar no tiene un sistema de ventilación adecuado, esto es aún más peligroso. Por todas estas razones, deben evitarse las reparaciones de medidores de gas por su propia cuenta y dejarlas en manos de expertos. 

Un profesional le podría sugerir la instalación de un nuevo medidor de gas, y quizás obtener un medidor de gas inteligente sería una excelente idea. Un medidor inteligente es importante en términos de reparación y diagnóstico; y este medidor le permitirá a usted y a otros profesionales diagnosticar e implementar medidas precisas para corregir cualquier error. A su vez, esto hace que tanto el medidor como la instalación de gas en general sean más seguros.

CONTRATACIÓN DE PROFESIONALES

Le recomendamos que se comunique con un contratista de gas con la licencia adecuada. Cualquier tipo de reparación de un medidor de gas requiere un permiso, que es más difícil de obtener que simplemente contratar a alguien que ya lo tiene. Por ejemplo, si necesita reemplazar o instalar cualquier tipo de aparato de gas, como una caldera, un calentador de agua o una chimenea, debe tener un permiso de gas. Y eso ni siquiera se aplica a las reparaciones de ventilación y tuberías de gas.

Reparar sin un permiso no solo es ilegal e inseguro, sino que también es propenso a reducir el valor de reventa de su casa. Esa es solo una de las cosas que un inspector de viviendas estará atento cuando asesore a los compradores sobre si una casa vale su tiempo y dinero. Por lo tanto, debe contratar a un instalador con licencia y un permiso válido. Para situaciones de referencia futura como la que hemos discutido anteriormente, obtenga una copia de su permiso y guárdela en sus registros.