¿QUÉ ES LA MEDICIÓN DE ENERGÍA TÉRMICA?

June 04, 2020

Las comunidades conscientes de la importancia de un uso eficiente de energía están expandiendo la utilización de Sistemas Centrales de Energía Térmica para calentar o enfriar edificios. Los sistemas de energía térmica usan un sistema central para distribuir energía en todo el edificio, propiedad o comunidad. Un intercambiador de calor, ya sea una caldera en invierno o un sistema de refrigeración para el verano, extrae la energía, que luego es utilizada por las unidades comerciales, los apartamentos, o los condominios, a traves de intercambiadores de calor compactos. Lo que estos sistemas pueden proporcionar es un calentamiento y enfriamiento de energía eficiente con menos emisiones de carbono que las unidades individuales (tipo ventana) y costos de servicios públicos reducidos. Sin embargo, el desafío que debe superarse es la medición precisa de la distribución de energía térmica y la facturación basada en el uso.

MEDICIÓN DEL CONSUMO DE ENERGÍA TÉRMICA

El mercado global está viendo una creciente demanda de la sub-medición de la energía térmica. El Instituto del Pacífico para Soluciones Climáticas ha recomendado la sub-medición de energía térmica como una forma de lograr el control del costo de energía y la conservación de energía.

Una arquitectura de sub-medición de energía térmica bien diseñada e implementada adecuadamente puede traer varios beneficios, que incluyen:

  • Trazabilidad de datos. Gracias a la tecnología inteligente de sub-medición, los propietarios de edificios, operadores y gerentes podrán rastrear datos. Con los protocolos de comunicación más nuevos que permiten el almacenamiento de datos de consumo en la nube e informes en tiempo real, los inquilinos y los propietarios pueden leer los datos a través de portales basados ​​en la web.
  • Compromiso de los inquilinos. Los inquilinos desean conocer sus hábitos de consumo de energía, y los sub-medidores les proporcionan los datos para hacer ese análisis. Eso hace que los inquilinos se involucren más en la conservación de energía porque pagan por lo que usan; lo cual es esencial para los esfuerzos de conservación y complementa los programas respaldados por el municipio, la empresa de servicios públicos o un proveedor privado de sub-medición.
  • Medición adecuada del consumo / costo para los usuarios. Los inquilinos pueden confiar en sus costos si confían en la precisión de sus datos de consumo. Esta mayor confianza en el equipo de medición ocurre gracias al cumplimiento de las regulaciones del medidor térmico.

Se espera que la adopción de sistemas de energía térmica continúe creciendo, dado que ofrece considerables beneficios de rentabilidad y conservación para todos los interesados. En algunos países como Canadá, la energía térmica ya se está moviendo hacia un estándar de medición para permitir las prácticas equitativas de facturación y asignación de costos. Algunos países están desarrollando sus propios estándares regulatorios federales para la medición de energía térmica, mientras que otros siguen los estándares internacionales y europeos de medición térmica OIML R 75 y EN1434. China y Los Estados Unidos basan su regulación en las normas europeas e internacionales, que ya están reconocidas y bien establecidas.

CÓMO FUNCIONA LA MEDICIÓN DE ENERGÍA TÉRMICA

Los medidores de energía térmica miden la cantidad de calor que se agrega o elimina de cada unidad. Miden el flujo (masa) del fluido de intercambio de calor y la diferencia de temperatura del líquido del intercambiador de calor entre el suministro y el retorno (para calcular la cantidad de energía que queda en el intercambiador de calor). Los sistemas de medición térmica se pueden instalar en sistemas de calefacción / refrigeración de 2 o 4 tubos. En edificios multi-residenciales, los medidores generalmente se instalan dentro del espacio a calefaccionar en el lado de retorno del intercambiador de calor de la unidad de manejo de aire.

La sub-medición de energía térmica puede proporcionar mediciones térmicas precisas y rentables para consumidores finales, empresas de servicios públicos, propietarios de edificios, operadores y gerentes.

Después de considerar estos factores, está claro que la sub-medición de energía térmica conlleva muchos menos riesgos y más beneficios que otras metodologías para asignar costos. Ella cumple con las mejores prácticas de los mercados de energía térmica y ofrece cumplimiento normativo a largo plazo. Con los datos proporcionados por la sub-medición, las disputas de inquilinos se pueden resolver y los costos de servicios públicos se pueden reducir con una mayor participación de inquilinos.