DISMINUYENTO LAS GRANDES CUENTAS DE SERVICIOS CON TECNOLOGÍA

July 15, 2020

La tecnología y el análisis de macrodatos juegan un papel importante en los sistemas de gestión dinámica de redes inteligentes ya que permiten la optimización del flujo de energía entre los proveedores de servicios públicos y los consumidores. Los datos obtenidos por diferentes medidores de energía y otros sensores, se utilizan para el análisis de su comportamiento y tendencias para hacer estimaciones de rendimiento y recomendar prácticas comerciales inteligentes para la gestión de la energía.

En muchos casos, los consumidores no se dan cuenta de cuánta energía están consumiendo, de cómo la consumen, ni de cuando la consumen. En el momento que las facturas mensuales llegan a su puerta es imposible determinar con precisión como se llegó al total. El costo ambiental y financiero del uso de servicios utilitarios se acumula rápidamente. A los usuarios les resulta difícil entender cómo o por qué habían usado tanta energía en un período determinado. Este punto crítico es el comienzo del cambio con respecto al consumo de energía.

TECNOLOGÍA INTELIGENTE Y DATOS DE SERVICIOS PUBLICOS

Los consumidores industriales, comerciales y residenciales pierden muchas oportunidades para reducir sus costos de energía. Aunque a menudo no pueden ser identificados, la verdad es que muchos costos ocultos pueden evitarse con poca o ninguna inversión. Cuanto más pasan desapercibidos, más caros se vuelven. Gracias a la tecnología de medidor inteligente, todo el proceso está automatizado y proporciona acceso a datos de consumo en tiempo real.

Muchos propietarios de edificios, operadores y gerentes aún recopilan datos manualmente o usan múltiples sistemas para capturar información sobre todas sus utilidades y servicios. Con la tecnología inteligente y con software adecuado, los gerentes pueden encontrar los costos ocultos, el historial del consumo y evitar la integración manual de datos.

A menudo, los tres principales factores de costos ocultos incluyen:

Percepción tardía: El ingreso manual de datos de servicios públicos requiere tiempo; debe recopilarse de documentos impresos e ingresarse manualmente en una hoja de cálculo. Las facturas de servicios públicos generalmente brindan información de uso mensual, lo que significa que picos o anomalías en el consumo de energía no pueden ser vistos. Esto puede aumentar gradualmente las facturas de energía.

Propensión a cometer errores: Se requieren varios pasos distintos para procesar los datos de energía manualmente, mientras que una factura promedio puede tener hasta 120 valores o puntos de consumo el acumulado de todos losservicios deja espacio para errores. Todo proceso manual es propenso a errores humanos. Los sistemas digitalizados, basados ​​en la nube y con IA reducen el error del análisis de datos a cero.

Recursos mal aplicados: La recopilación manual de datos requiere de personal y tiempo para realizar el trabajo. En caso de un cliente con multiples prioridades puede que no encuentre el tiempo para recopilar y procesar todos los datos manualmente en forma periódica y regular. Cada minuto dedicado a la recopilación y el procesamiento manual de datos elimina las oportunidades para reducir las facturas de servicios públicos de los consumidores, ofrecer otros servicios y generar más ingresos.

Con la tecnología de sub-medición inteligente, los clientes tendrán acceso a datos que ilustran sus hábitos de consumo de energía. Siempre debe apoyarse en un esfuerzo por parte del consumidor final para consumir la energía de manera más inteligente. De esa manera, los servicios públicos pueden proporcionar planes que satisfagan mejor las necesidades de sus consumidores, generando lealtad y reteniendo a los clientes.

La tecnología inteligente de los sub-medidores permite recopilar, integrar y presentar la información de consumo de energía en tiempo real mientras que ayuda a identificar valores atípicos en el consumo para investigar y resolver anomalías en el consumo de energía.

Convertir la sub-medición en una práctica de rutina, es una gran herramienta para la conservación y la eficiencia en las operaciones de construcción.